Sunrays

Blogger Template by ThemeLib.com

UNA COMUNICACIÓN DESDE LA EDUCACIÓN

Published by viviana under on 10:08

COMUNICACIÓN - EDUCACIÓN


"intervenir a partir del campo de comunicación/ educación
implica un reconocimiento del mundo cultural de los sujetos
para desnaturalizar prácticas hegemónicas."
Paulo Freire

Estamos en un nuevo discurso de la comunicación – educación del cual hace parte todo el engranaje cultural […] mediante su configuración y puesta en marcha estaremos transformando el quehacer de los comunicadores sociales en el seno de las sociedades contemporáneas –sociedades de la información y de la comunicación- que se alían hoy estratégicamente en el ámbito de la ciudad, con el quehacer de los educadores y pedagogos toda vez que sus prácticas se confunden; [para…] transformar la cotidianidad universitaria mediante procesos comunicativos-educativos que den cuenta de los avatares del ser humano en la contemporaneidad”.

Fotografía en las afueras del hogar gerontológico Atardeser

Fotografo: Natalia Giraldo


Por ende se deben buscar alternativas propias para la comunicación-educación en el ámbito social, a demás de resaltar los acontecimientos culturales, para abordar un espacio de comunicación no debe existir distancia, todos son valederos para la intervención de las prácticas sociales de comunicación; la educación es atribuida al saber desde la escuela y se consolida como el ámbito en el cual los sujetos se expresan y liberan; la comunicación a través de los medios masivos se convierte en protagonista, puesto que proyectan los aconteceres del mundo; los sujetos se vinculan por medio de las prácticas sociales; por tanto el comunicador debe generar estrategias que constituyan un escenario propicio para transmitir, legitimizar los saberes, y propiciar espacios culturales, sociales y educativos.

La sociedad actual está enmarcada por múltiples cambios culturales, las causas son infinitas: los contratos sociales, la devastación de los aparatos productivos, la irrupción de los medios de comunicación, la concentración de la riqueza, situaciones en las cuales el comunicador educador debe intervenir con las distintas propuestas con el otro, no para el otro; porque él no está llamado a ser el Simón Bolívar, sino a protagonizar el despertar de la sociedad; buscar las prácticas culturales, los acontecimientos y generar estrategias para intervenir y vislumbrar las acciones sociales, apuntar hacia la sociedad desde los distintos poderes de intervención; además de ser crítico del saber y del proceso de observación para que cualquier escenario sea un verdadero objeto de vinculación, expresión, liberación por medio de la comunicación – educación.

Los adultos mayores hacen parte de la sociedad y han dejado huella en la ciudad, ellos constituyen un grupo social enmarcado en pros y contras: desolación, olvido, lucha, soledad, entrega, perseverancia, alegría, enfermedad, debilidad y sabiduría, características propias de esa etapa de la vida que atraviesan. Algunos viven del recuerdo y anhelan terminar sus días, otros disfrutan de su experiencia y comparten activamente con sus familias, amigos e iguales. Entonces es desde la comunicación- educación que se identifican esas colectividades existentes como los adultos mayores y se proyectan sus aconteceres además de educar a la comunidad, con distintos grupos de profesionales, sobre los cambios, necesidades y potencialidades que permitan una transformación e integración intergeneracional, donde se les proporcionen nuevas expectativas de vida; porque la vejez se puede convertir, sin duda, en la mejor etapa.

Es vital tener una mirada crítica direccionada al grupo en cuestión para proyectar y producir desafíos mediante la conformación de alternativas a la línea de investigación que pretende el proyecto: […] nutrir los diferentes núcleos temáticos y problemáticos de la Línea en construcción y departir sanamente de un conocimiento previo que la institución, tenga de los sectores de realidad que se quieran investigar”.[…] Este es el desafío de las investigadoras, construir a partir de una problemática, como lo es el envejecimiento demográfico, alternativas a través de la comunicación que permitan cimentar distintas maneras de educar para que el entorno social conozca y construya a través de las distintas maneras de comunicación.

La comunicación-educación no se puede reducir a las instituciones educativas y los medios masivos de comunicación, el campo de investigación es amplio; por eso es importante que la línea de investigación produzca significados y significantes por medio de las distintas herramientas para legitimar el saber propiciando espacios comunicativos educativos en los parques, en las universidades, en las organizaciones sociales integrando, el grupo de adultos mayores, un porcentaje cada vez más alto en el mundo, para que ellos estén favorecidos con la formación. Es por eso necesario que la sociedad no sólo realce el quehacer del joven y lo proponga como el portador de conocimiento sino que de participación a las demás personas que conforman las etapas de la vida como, los adultos mayores, hombres que tienen mucho que contar, son años de experiencia que no se improvisan.

Es necesario intervenir en el reconocimiento del mundo cultural de los sujetos para poder entrar en el orbe de la comunicación – educación, ellos son los protagonistas en busca de una orientación a partir de la voluntad de transformación. Caso concreto, los adultos mayores del Hogar Gerontológico Atardecer, son seres que pese a las cargas de nostalgia de sus remembranzas y memoria fotográfica… permanecen en una continua construcción propiciada por unos espacios acordes a sus necesidades, se les disponen profesionales especialistas y se les reconocen como seres autónomos y poseedores de conocimiento. Es deber del comunicador-educador hacer lectura de sus potencialidades y ponerlas a la servicio de la sociedad para construir cultura y conciencia ciudadana.

LÓPEZ FERNÁNDEZ, Juan Guillermo. Fundamentación teórica, metodológica y operativa de la línea de investigación en comunicación – educación. Funlam 2006

Ídem


COMUNICACIÓN-EDUCACIÓN Y CIUDAD

“La ciudad constituye el escenario privilegiado para
en el encuentro humano y la comunicación;
por tanto,En cada lugar nos educamos
en las formas de relacionarnos con los otros […]”


“La ciudad es una composición espacial definida por la alta densidad poblacional y el asentamiento de un amplio conjunto de construcciones estables, una colonia humana densa y heterogénea conformada esencialmente por extraños entre sí” (delegado 1999:23)

Es en el marco de la ciudad donde la condición urbana permite hacer vida con otros y participar en los momentos efímeros que se tejen a cada instante en el trajinar por sus calles. También hace posible que los sujetos se interesen por los asuntos que van más allá de las relaciones directas y participen en la vida pública, en la dirección misma de la ciudad.

Por lo tanto, se alberga a personas que intervienen en la sociedad y construyen distintos grupos cargados de subjetivación, de esos grupos nacen las diversas sociedades. Los adultos mayores han tenido la oportunidad de participar en el proceso de su vida de distintas clases de grupos sociales y en su estado actual de vejez, aunque, encuentran muchos que atraviesan su misma etapa, en un principio son extraños que se relacionan con la identidad de la tercera edad y pasan a compartir algunos objetivos comunes


Fotografía de la celebración mes del adulto mayor atardeser

Lugar: Parque recreativo de Envigado

Fotógrafo: Viviana Garcés


Hacer parte de la condición urbana permite direccionar acontecimientos y formar parte de ellos, hoy la sociedad en su devenir teje momentos en los cuales uno con otros intervienen en subjetividad para crear identidades. Las personas que transitan por sus calles trasforman y protagonizan la historia. Los niños de hace 60 años hoy son adultos mayores que comparten intereses por la sociedad, muchos se reúnen en las plazas de los parques con discursos de antaño, analizan las trasformaciones urbanas y comparten sus experiencias; otros tantos tienen lugares de juegos y no faltan quienes se arraigan a sus recuerdos desde la soledad. Los adultos mayores quieren ser parte activa en la sociedad, pues la conocen con la experiencia que da los años, están ha esperas de un trabajo y acepción conjunta.

“La ciudad se ha venido asumiendo desde tres dimensiones: una que tiene que ver con el reconocimiento de un conjunto de derechos civiles, económicos, sociales y culturales. Una segunda dimensión relacionada con el cumplimiento por parte de los ciudadanos de una serie de deberes y obligaciones, que se articulan simultáneamente con espacios de proyección de las virtudes ciudadanas. Y una tercera relacionada con los aspectos identitarios o de pertenencias cultural, nacional, regional, local, urbana, étnica, religiosa, lingüística, de opción sexual, etc.; que han dado origen a formas de participación, de reivindicación y de reconocimiento diferenciado, en medio del crecimiento paisaje multicultural […]

Los adultos mayores en el contexto de ciudad y de nación son incluidos en la constitución colombina de 1991 como poseedores de derechos, son reconocidos y están protegidos ante posibles vulnerabilidades, además desde su calidad de ciudadanos están obligados a cumplir los derechos y obligaciones que enmarca la ley. Es de nuestro interés ubicarnos en la tercera dimensión que enmarca a los ancianos desde los aspectos identitarios, los pertenecientes a la tercera edad han sido los encargados de construir la cultura de su tiempo y generalmente se arraigan a sus raíces, ellos, en medio de distintas clases sociales comparten sus experiencias y crear lazos de relación que están en pos de sus costumbres, sinembargo son personas capaces de inmiscuirse con la nueva generación como poseedores de conocimiento que sirve de guía. Es allí en el intercambio intergeneracional donde se cruzan experiencias, que valen de feed back en la construcción de cultura. Ellos que pueden mirar hacia el pasado con entendimiento son capaces de guiar a los que apenas están viviendo.

“La comunicación y la educación se pertenecen mutuamente y la ciudad aparece no sólo como el escenario de la comunicación y educación sino como un acto comunicativo y educativo, esto es, como una realidad que se crea, que fluye, que se disuelve y que vuelve a crearse sólo cuando los ciudadanos tiene la ocasión de abrirse los unos a los otros, de narrarse y de reconocer la ciudad que los narra”

Es en la ciudad de Medellín, específicamente en el municipio de Envigado donde se centra el interés de este trabajo, allí se le abre un espacio a la tercera edad un lugar que se llama Atardecer, es en este campo de encuentro de los abuelos donde nos adentramos dos comunicadoras-educadoras para recuperar sus narraciones y narrar junto con ellos sus historias, recogemos algunos relatos que antes pasaban de generación en generación por tradición oral y los devolvemos a través de crónicas a la ciudad.

Comunicación y escuela: orientaciones para la incorporación, usos y apropiación de los medios de comunicación en las instituciones educativas de Bogotá/ed. José Gregorio Rodríguez-Bogotá: Universidad Nacional de Colombia, 2004.

Ídem Pág. 14

Michel de Certeau, nacido en Chambéry, Francia, estudió filosofía y letras en las universidades de Grenoble.

COMUNICACIÓN-EDUCACIÓN Y ORGANIZACIONES SOCIALES

“Los sujetos reconocen en las organizaciones un espacio real
y simbólico donde pueden resignificarse a sí mismos y a
sus prácticas;
pensarse dentro de un colectivo.”

Jorge Huergo


Para hablar de organizaciones sociales hay que identificar quienes son estos actores que están inmersos en las distribuciones sociales y políticas: el Estado, las ONGs, la Iglesia y los partidos políticos. Entonces al tener claridad de su existencia podemos abordar la influencia que tienen en la conformación de grupos de personas; y es allí como dice Jorge Huergo “se conforman polos de identidad, donde se empiezan a configurar otro tipo de relaciones […]. Son lugares de encuentro con un “otro” que tiene una problemática en común, lo que lo convierte en un “nosotros” que empieza a romper la fragmentación.

Fotografía escudo Banda Marcial Atardeser
Fotofràfo: Viviana Garcés


En las organizaciones se promueven valores de igualdad, solidaridad, compromiso mutuo y también de alegría en el trabajo y relación con los otros. La identidad constituye la dimensión subjetiva de los actores sociales. Un sujeto se define en relación a los otros y a su entorno. La identidad se carga con la imagen del otro. La interacción entre diferentes elementos de la cultura carga de identidad esa imagen. Esos elementos como la familia, el trabajo, el Estado, sus pares y el resto de la sociedad forman parte y atraviesan a estos sujetos. Lo condicionan en sus prácticas cotidianas y en la forma en como éste se constituye como sujeto, tanto en forma individual como colectiva.

Por eso es común que en medio de gobiernos que no cubre todas las necesidades básicas , se aglomeren personas para trabajar en la defensa de sus derechos, para identificar quienes son sus iguales y sacar proyectos que puedan validar sus ideas. O de otro modo surgen alternativas avaladas por el estado que patrocinan espacios y medios suficientes para albergar personas por ideas comunes, edades, actividades entre otros conceptos que permitan fomentar el encuentro y desarrollo de la sociedad y la cultura.

“En este contexto los sujetos reconocen en las organizaciones un espacio real y simbólico donde pueden resignificarse a si mismos y a sus prácticas; pensarse dentro de un colectivo. Estas organizaciones por lo tanto producen sentido y forman sujetos. Se producen cambios hacia adentro de los sujetos, en términos de su valoración como actores con “un poder hacer” y hacia fuera en términos de una reafirmación de un “nosotros” que se plasma en las prácticas cotidianas que tienen visibilidad pública”

Y entonces es allí dónde el comunicador juega un papel importantísimo en el tejido de esas realidades, puede ser un puente entre las organizaciones y la sociedad y al interior de la organización misma. El profesional de la comunicación es el encargado de observar las realidades y un constructor de propuestas que permitan la interacción fluida. El comunicador es arquitecto de propuestas educomunicativas de la mano de otros profesionales de diversas áreas, que permiten canalizar las necesidades y las oportunidades para generar conocimiento y cultura.

Si bien existen organizaciones sociales que no están promovidas por los gobiernos sino por ciudadanos o partidos políticos que pretenden manifestar sus luchas e intereses, es el foco de esta investigación ubicar la mirada en una que tiene todo el apoyo de una municipalidad, Envigado, que dispone de unas partidas del presupuesto para desarrollar proyectos dirigidos a un público específico, los adultos mayores.

El municipio de Envigado cuenta un espacio 1.200 metros cuadrados de área construida y 2.782 metros cuadrados de área libre, un salón para eventos con capacidad para 500 personas dedicado único y exclusivamente para el adulto mayor, El Hogar Gerontológico Atardecer, lugar donde los ancianos departen con otros iguales, desarrollan acciones según inteligencias múltiples, exploran actividades, aprenden sobre su nueva etapa de la vida, sus cuidados, derechos, su autonomía.

Allí los adultos mayores disfrutan su etapa y piensan sus días desde la acción, rompen el paradigma de que a ellos se les impiden desarrollar sus facultades a cierta edad, antes bien se canalizan sus saberes y se potencializan en acciones concretas: la academia, la música, la danza, el teatro, el deporte, la literatura, el humor, la salud, la prevención y la reflexión.

Entonces agrupando la comunicación-educación y las organizaciones sociales, podemos decir que la organización en mención existen como apoyo a la administración pública, El hogar Gerontológico Atardecer, y las demás entidades que conforman la torta de organizaciones socales nacieron porque no coexisten gobiernos perfectos que abarquen todas las necesidades y modos de pensar, además por la urgencia de manifestaciones distintas a las tradicionales que generan diversas formas de representación y oposición. El comunicador-educador es lector social, trasmisor y constructor de nuevas realidades.

Huergo Jorge. Documento Cátedra: Espacios Socio-comunitarios: Un recorrido por los movimientos Sociales.18 de abril de 2007. Argentina. http://comeduc.blogspot.com/2007/04/documento-de-ctedra-una-primera.html

Idem



video

video

Videos de la banda marcial de Atardeser
Mes del adulto mayor
Fecha; Agosto de 2008
Grabación: Viviana Garcés

2 comentarios:

Hector dijo... @ 25 de agosto de 2008, 13:06

Hola soy Hector Colmenares y actualmente estoy cursando primer semestre de superior, con respecto a lo que publica en este blog creo que debemos trabajar mas en el desarrollo de la tecnologia (en mexico) ya que asi podemos alcanzar una mejora en el ambito comercial.

viviana dijo... @ 26 de agosto de 2008, 9:04

Las nuevos herramientas tecnológicas, no sólo, ayudan al desarrollo de las áreas comerciales, sino que posibilitan la unión de culturas y el desarrollo de la academia a nivel global. Mira nada más que a través de un blog tenemos la capacidas de expresarnos, compartir procesos académico y educarnos.

Publicar un comentario en la entrada

 

Lipsum

Followers